La piorrea dental o periodontitis es una enfermedad inflamatoria e infecciosa de  las encías. Es la primera causa de pérdidas de dientes junto con las caries en la población mundial.

En este artículo como expertos en periodoncia te mostraremos qué características tiene esta enfermedad, cuáles son sus síntomas, qué la causa y cómo curarla. ¡Continúa leyendo!

¿Qué es la piorrea dental?

La piorrea dental o también llamada periodontitis, es una enfermedad crónica inflamatoria de las encías que se produce a partir de las bacterias alojadas en la placa dental.

Esta se origina por no haber tratado correctamente la gingivitis. Consiste en una infección leve de la encía que al avanzar se convierte en periodontitis.

La diferencia entre la gingivitis y la periodontitis es que la primera afecta solo a la encía y es reversible. La piorrea o periodontitis es irreversible y afecta tanto la encía como al hueso sostenedor de los dientes.

Cuando se encuentra en etapa avanzada se destruye irreversiblemente los tejidos que rodean al diente. Se crean las bolsas periodontales, que es el espacio que aparece entre el diente y la encía.

Las bolsas periodontales aumentan de tamaño a medida que avanza la enfermedad. En esos espacios se acumulan cada vez más bacterias, que con el tiempo destruyen los tejidos. Todo esto disminuye la movilidad del diente o incluso su caída.

Es importante detectar la piorrea a tiempo y detener su evolución, ya que en la etapa inicial hay más probabilidad de no perder los dientes.

¿Qué causa la piorrea dental?

La principal causa de esta patología infecciosa es por la acumulación de bacterias entre la encía y los dientes. Es lo que se conoce como placa bacteriana, debido a una higiene dental incorrecta.

La placa se forma cuando los almidones y azúcares de la comida entran en contacto con las bacterias de la boca. Si esta placa no se elimina por una mala técnica de cepillado se originara la inflamación de la encía.

También hay que tener en cuenta algunos factores que aumentan el riesgo de sufrir de piorrea. Estos factores son los siguientes:

  • Una higiene dental incorrecta, puesto que al no cepillarnos los dientes de manera correcta se comienza a producir la placa bacteriana. Al endurecerse con el tiempo se forma el sarro que solo lo puede eliminar un higienista dental.
  • El no visitar regularmente al dentista para que te realice una limpieza bucal al menos 2 veces al año. Para tener una buena higiene dental necesitas asistir al odontólogo, hacerte una limpieza profunda y revisar cómo está tu salud bucal.
  • El mal hábito de fumar hace que aumente el riesgo de sufrir piorrea y complica más las lesiones si las tienes. Además el consumo de tabaco inhibe la respuesta al tratamiento.
  • El consumo de ciertos medicamentos pueden afectar a los dientes y encías. El uso de esteroides ocasiona inflamación y colonización por bacterias de las encías.
  • Las personas que sufren enfermedades sistémicas o que tengan las defensas bajas como la diabetes, sida, osteoporosis son más propensas a sufrir de problemas en las encías.
  • Los cambios hormonales provocan sensibilidad en el tejido de la encía durante el embarazo o en la menopausia. Esto las hace más propensas a padecer esta enfermedad.
  • La herencia genética también es un factor determinante. Se han identificado genes que son sensibles a la piorrea y se pueden transmitir de padres a hijos.
  • El estrés y la ansiedad provocan que bajen las defensas. Igualmente un estado anímico de depresión hace que las personas descuiden su higiene dental y alimentación.
  • El apretar o rechinar los dientes constantemente, hace que se destruya de forma progresiva el tejido gingival.

¿Qué síntomas tiene la piorrea dental?

Son varios los síntomas que podrán indicarte si tienes piorrea dental:

  • El sangrado de encías durante el cepillado o de manera espontánea.
  • Inflamación y enrojecimiento de la encía.
  • La retracción de la encía: El diente se ve más largo y se nota la raíz.
  • Sensibilidad dental al cambio de temperatura, al frío
  • Mal aliento.
  • Movilidad dental e incluso pérdida.
  • Abscesos dentales.
  • Espacios interdentales.

¿La piorrea dental es contagiosa?

La piorrea se puede contagiar por ser una enfermedad infecciosa. La bacteria se transmite por la saliva a través del contacto físico como los besos prolongados.

Para que se produzca el contagio también se debe de cumplir unas condiciones en que la persona sea susceptible a la enfermedad, además de tener un sistema inmunológico bajo o tener una placa bacteriana acumulada.

También debes tener en cuenta los factores indicados anteriormente que aumentan el riesgo de sufrir piorrea y  ser propenso al contagio.

¿Tratamiento para curar la piorrea dental?

Para poder determinar el tratamiento más adecuado para el paciente, el especialista en periodoncia te debe hacer un estudio periodontal completo.

El estudio abarca un sondeo de las encías para conocer la profundidad del sarro. Además de un análisis microbiológico para saber que germen está afectando a la encía y las pruebas de imágenes como radiografías.

Con todas estas pruebas se emite un diagnóstico clínico y se diseña un tratamiento personalizado acorde a su grado de afectación. El tratamiento periodontal se hace en tres etapas:

1.   Tratamiento básico periodontal

Este tratamiento consiste en el curetaje dental donde se hace una  limpieza dental profunda para eliminar las bacterias acumuladas. Se receta antibiótico que dependerá del tipo de bacteria de acuerdo al resultado del análisis microbiológico.

Cuando la enfermedad no está muy avanzada, se hace solo este tratamiento básico.

2.   Cirugía Periodontal

Cuando la piorrea dental está muy avanzada, los curetajes no son suficientes. En estos casos se debe recurrir a una intervención quirúrgica.

Esta cirugía se realiza para acceder a las zonas de las bolsas periodontales profundas en donde se encuentran las bacterias. De ser necesario se debe aplicar también técnicas de regeneración de hueso.

El tratamiento no termina con este procedimiento. Se debe hacer un monitoreo al paciente luego de ser curado.

3.   Etapa de Mantenimiento

Esta etapa es de igual importancia que el resto de las curas. Es donde se mantiene controlada la enfermedad a largo plazo. Al no seguirse  las instrucciones del especialista sobre cómo practicar la higiene en casa, la piorrea reaparece con los meses.

Se debe visitar al periodoncista cada 3  meses para que revise cómo se encuentran los dientes y la encía. El especialista realizará una limpieza dental profesional para eliminar la placa bacteriana que se haya formado.

¿Cómo prevenir la  piorrea dental?

La prevención es muy importante para mantener una salud dental buena y así evitar sufrir de periodontitis. Aplica los siguientes consejos para evitar la piorrea dental:

  • Seguir una buena rutina diaria de higiene bucal: Cepillarse 3 veces al día, usar hilo dental y enjuague bucal.
  • Debes visitar al odontólogo cada 6 meses o como mínimo una vez al año.
  • Si tienes piorrea debes acudir al odontólogo cada 3 meses para que te realice una profilaxis dental profesional. Así mantendrás controlada la infección.
  • Debes mantener una dieta sana y equilibrada.
  • Evita fumar. Es una de las causas principales de esta enfermedad, altera los gérmenes de la boca haciéndolos más destructivos.

Hemos llegado al final del post, y esperamos que os sea de utilidad esta información. No olvides seguir nuestros consejos para que puedas evitar sufrir de piorrea dental.

Si notas u observas cualquier síntoma mencionado, ponte en contacto con nuestros especialistas, visita nuestra clínica dental para solucionar la piorrea dental.

Leave a Reply