En la actualidad existe un gran abanico de productos elaborados para ayudarnos en la adquisición de un nivel óptimo de salud oral y en la preservación y restauración de nuestra apariencia bucodental. Algunos de ellos son elaborados para el uso específico de profesionales, mientras que otros están pensados para ayudarnos en nuestras rutinas domésticas de higiene.

Los dentífricos o pastas dentales se enmarcan en ambas categorías, ya que existen opciones de uso exclusivamente odontológico y alternativas para usar en casa. En la actualidad podemos encontrar fórmulas muy refinadas y destinadas a necesidades particulares. Este tipo de sustancias tienen precursores muy remotos, los cuales emplearon sustratos naturales y otras materias primas disponibles en cada época histórica.

De hecho se estima que la primera preparación que se elaboró para coadyuvar en el mantenimiento de las condiciones óptimas de nuestras dentaduras se remonta al Egipto de hace 4000 años. En aquel momento se empezó a utilizar una preparación contentiva de piedra pómez en polvo, cáscara de huevo, pimienta, agua, uñas de buey, sal y mirra. Posteriormente se utilizarían otros elementos entre los que destacan tiza, carbón de origen vegetal y ladrillo.

En los últimos años es común conseguir geles o cremas para cuidar nuestros dientes que contienen productos naturales y otros que contemplan químicos sintéticos, pero lo más frecuente es conseguir una mezcla entre ambos tipos de sustancias. Independientemente de lo anterior, en muchos casos el protagonista es el fluoruro, al cual se asocia con efectos importantes en el combate de las caries y otras enfermedades causadas por microorganismos nocivos.

¿Qué es la pasta de dientes?

La pasta de dientes es definida frecuentemente como una sustancia cremosa o gelatinosa que normalmente contiene agentes limpiadores (hidróxido sódico o similares), componentes blanqueadores (sílice u otros), remineralizadores dentales (fluoruro de sodio), elementos abrasivos (cuarzo y/o arena) y medios inertes. Esta pasta suele usarse en conjunto con el cepillado dental como un medio para limpiar profundamente nuestros dientes.

Tipos de pasta de dientes

En el mercado se pueden conseguir distintas clases de pastas de dientes según las características de la población objetiva, así como por su finalidad de tratar alteraciones estéticas y de salud bucodental específicas. 

A continuación, te reseñamos los tipos más comunes de este insumo higiénico:

  • Pastas convencionales

Existen varios tipos de pastas dentales según las condiciones que presente cada usuario. Entre los más utilizados se encuentran los llamados dentífricos convencionales, los cuales tienden a exhibir un color blanco homogéneo y se emplean como elemento básico de higiene dental cuando no hay que atender a alteraciones. Siendo un importante aliado para la preservación general de la salud dental.

  • Pastas para niños y adultos

En paralelo, existen opciones diseñadas para el consumo de niños que suelen contener una menor cantidad de fluoruros que las pastas dentales para adultos, en virtud de los efectos negativos que puede causar la ingestión del químico sobre los más pequeños. Adicionalmente, suelen carecer o presentar en menor medida, elementos abrasivos, ya que el esmalte dental es menos resistente durante esta fase del desarrollo.

Las versiones para adultos pueden llegar a contener una concentración de iones de flúor que asciende a las 1500 partes por millón (ppm), mientras que las de los niños pueden llegar a un máximo de 1000 ppm. 

Por otra parte, se han desarrollado soluciones específicas para bebés, que se caracterizan por no contener flúor. Evitando de este modo que puedan resultar afectados por la toxicidad del compuesto químico.

  • Pastas para condiciones específicas

Las pastas comunes suelen contener una gran cantidad de componentes químicos sintéticos que pueden causar hipersensibilidad en algunas personas u otras afectaciones de la salud oral y/o general. Por ello, se han creado fórmulas en las que se han incluido productos vegetales hipoalergénicos y que suelen disminuir los efectos secundarios no deseados. En contraste, no contienen fluoruros, por lo que su eficacia anticaries es más limitada.

Si tus dientes han sido expuestos a elementos externos que han hecho que cambien su color o generen manchas desagradables, te beneficiará en gran medida la utilización de otro tipo de pastas conocidas como “blanqueadoras”. Las mismas emplean una gran cantidad de limpiadores y abrasivos que prometen eliminar o disminuir la evidencia de tinciones derivadas del consumo de café, té, tabaco, vino, entre otros. Si deseas aclarar tus dientes aún más deberás pasar por un blanqueamiento dental profesional.

La sensibilidad dental es una afectación que puede resultar muy molesta, viéndose exacerbada al consumir sustancias muy frías o calientes. Teniendo esto en consideración se ha desarrollado una pasta dental que contiene nitrato de potasio. Este químico que recubre el diente por varias horas ayuda a disminuir la sensación normalmente asociada con dicha afección.

¿Cómo funciona la pasta de dientes?

Como hemos indicado anteriormente, la pasta dental suele emplearse en la primera línea de acción contra las caries, en el contexto de un adecuado cepillado dental. En tal sentido, es oportuno destacar que el contenido de flúor presente en la mayor cantidad de estos productos de higiene impide que las bacterias nocivas que pueden generar dicha enfermedad  asimilen los azúcares de los alimentos. Evitando de este modo la generación de sustancias ácidas que dañen el esmalte dental.

En este mismo orden de ideas, cabe destacar que muchos dentífricos también poseen clorhexidina y triclosán, sustancias estas conocidas como antisépticos muy efectivos contra una gran cantidad de patógenos. Debido a lo anterior, pueden ser instrumentos muy útiles para disminuir la presencia de microorganismos que se asocia con afecciones infecciosas que afectan las encías tales como gingivitis y enfermedad periodontal. Si estas enfermedades progresan pueden causar daños muy importantes.

Adicionalmente, las pastas de dientes garantizan una deseada sensación de frescura y buen sabor a través de la utilización de xilitol y fragancias mentoladas. Algunas variedades aseguran potenciar los efectos refrescantes durante una mayor cantidad de tiempo, los cuales pueden extenderse según algunos fabricantes por 12 o 24 horas.

Por último, hay que destacar sus propiedades humectantes de la mucosa oral, lo cual resulta de gran beneficio para personas que cuenten con un torrente de saliva escaso como producto de alteraciones locales o sistémicas, ya que estimula y mejora la función de las glándulas salivales. Con esto pueden disminuir los efectos de la xerostomía (boca seca) y disminuir la presencia de halitosis (mal aliento).

Posibles efectos adversos relacionados con el uso de pasta de dientes

Es muy común encontrar personas que se han opuesto a la idea de emplear pastas dentales. Argumentando que las mismas pueden causar una serie de consecuencias no deseadas sobre nuestra salud general, las cuales exceden por mucho las virtudes que nos pueden ofrecer. Esto ha generado un importante nivel de alarma entre la población, llevando a que algunos se opongan férreamente a emplearlas. Optando en cambio por preparaciones naturales.

Muchos de los postulados de los adversarios de los dentífricos de venta libre más usados contienen cierto nivel de veracidad, pero pueden encontrarse ajenas a contextos que son importantes considerar para evaluar si su uso es seguro.

Por otra parte, han proliferado algunas versiones que no se corresponden con peligros reales, incurriendo en exageraciones e imprecisiones significativas. A continuación, consideraremos algunas de las potenciales complicaciones relacionadas con el uso de dentífricos así como los medios para evitarlas:

  • Fluorosis dental

La principal denuncia que ha afectado la imagen de las pastas de dientes ha sido su participación en la presencia de manchas y alteraciones estructurales de los dientes, condición esta conocida como fluorosis dental. La misma se produce como consecuencia de ingerir cantidades excesivas de flúor, por lo que puede presentarse en niños menores de 8 años que no enjuagan adecuadamente sus bocas después del cepillado o bien ingieren una gran cantidad del producto de higiene oral.

El exceso de flúor se ha asociado con efectos tóxicos, generando problemas dentales y óseos, principalmente en los niños pequeños, pero pudiendo afectar a personas de cualquier edad. Por lo tanto, es conveniente emplear una cantidad de dentífrico equivalente al tamaño de un guisante, así como enjuagarse la boca con suficiente agua. Asimismo, deberá supervisarse rigurosamente el cepillado de los menores de 8 años.

  • irritación de mucosas y otros tejidos

La irritación de tejidos bucales como producto del uso de pastas dentales es una condición poco frecuente, pero cuya existencia ha sido determinada suficientemente. La misma se atribuye principalmente a la presencia de dietanolamina y formaldehídos

En este particular, cabe destacar que en efecto muchas pastas dentales contemplan la utilización de dichos componentes, por lo que la mejor forma de evitar las consecuencias negativas que se asocian a ellos es evitar usar pastas que los contengan. En el mercado existen fórmulas que prescinden completamente de esos químicos, por lo que resultan una buena opción para obtener grandes beneficios sin exponer tu salud a potenciales alteraciones.

  • Alteraciones endocrinológicas

También se ha constatado que algunas pastas dentales pueden contener parabenos y triclosán, los cuales han sido responsabilizados de la presencia de alteraciones hormonales y endocrinológicas.

Estos efectos negativos suelen generarse cuando existe un consumo excesivo de las referidas sustancias, por lo que la solución recomendada es evitar el uso excesivo de pasta dental, solamente tendrás que buscar productos con formulaciones alternativas.

Visita Clínica Maiquez y pon tu salud bucodental en las mejores manos

En Clínica Maiquez estamos esperándote para darte las recomendaciones que necesitas para llevar a cabo tus rutinas de higiene dental, evitando los potenciales problemas que pudieran surgir en este contexto. 

De igual forma, queremos poner a tu disposición la extensa experiencia de nuestros profesionales y los mejores insumos odontológicos para garantizarte los mejores resultados en cada tratamiento.

¡Contáctanos con nosotros y disfruta de una buena salud bucodental!

Leave a Reply