Si algún día acudes al dentista y te dice que necesitas hacerte una ortopantomografía ¡no te asustes! Es simplemente una técnica muy popular conocida como radiografía panorámica, que se realiza de forma extraoral y nos ayuda a tener más información acerca de la dimensión vertical del hueso, la localización de diversos puntos anatómicos, y todas las estructuras faciales y orales (la mandíbula, el maxilar, la estructuras de soporte y la articulación temporomandibular) en una sola imagen.

¿Qué es la ortopantomografía?

Primero la ortopantomografía se conoce como radiografía panorámica sinusal, OPG o pantograma, y es un tipo de radiografía que ofrece una visión panorámica de la parte inferior de la cara. Esta técnica de rayos X brinda información detallada sobre las estructuras óseas, piezas dentales, huesos, vértebras y articulación bucal, ayudándonos a obtener información estructural de la cavidad oral en una sola imagen.

Esta radiografía panorámica proporciona dos tipos de imágenes:  La radiolúcida y la opaca. La primera muestra tejidos duros por efecto de las caries y se ven oscuras, y la segunda se ve blanca, detectando las estructuras óseas, las complicaciones bucales que afectan los dientes, los maxilares y la mandíbula.

Gracias a los resultados obtenidos con estas imágenes, nuestro odontólogo puede planificar cualquier tipo de tratamientos dentales, mejorando la precisión del procedimiento en todo momento.

Actualmente, esta técnica es una herramienta indispensable en todos los consultorios odontológicos, debido a que sirve para el diagnóstico de las diversas patologías y enfermedades, así como también para la planificación de un tratamiento, implantes dentales o cualquier otro procedimiento necesario. Su uso permite aumentar la capacidad de diagnóstico un 70%.

¿Para qué sirve la ortopantomografía?

Esta técnica es muy útil debido a que permite mostrar estructuras anatómicas complejas, incluyendo ambas arcadas dentales (maxilar superior y mandíbula), los senos maxilares y las articulaciones temporomandibulares (ATM). Además, mediante la ortopantomografía se puede visualizar, examinar, analizar y determinar diagnósticos bucodentales de cada paciente.

Existen situaciones en las que realizar esta prueba radiográfica es verdaderamente importante, ya que permite observar algunas de las siguientes problemáticas:

  • Diferentes tipos de caries dentales: permite identificar las caries ya sean recidivas, profundas, incipientes; la parte del diente en la que se encuentran (la cámara pulpar, la pulpa o la raíz); y el grado de afectación. Si la infección llega a la cámara pulpar, se debe realizar una endodoncia. Por lo tanto, esta prueba ayuda a diseñar el tratamiento más efectivo dependiendo del caso.
  • Enfermedades periodontales: son enfermedades infecciosas como la gingivitis y la periodontitis o cualquier otro tipo de patología oral. La ortopantomografía nos permite observar si existe algún tipo de infección en los tejidos de la boca y su grado de afectación.
  • Cantidad de hueso: para diseñar cualquier tratamiento de implantes dentales, ofreciendo imágenes nítidas sobre la cantidad de hueso presentes en el maxilar y la mandíbula. La radiografía aporta información sobre el hueso dental, su cantidad y la calidad del mismo. Teniendo esto en cuenta se recurre a un tipo de implantes o a otro.
  • Dientes por erupcionar: esto es más común en los niños debido a que se muestra los dientes temporales que están pendientes por erupcionar, ofreciendo informar detallada de cómo sería la erupción dental de los futuros dientes permanentes.
  • Lesiones óseas patológicas: abscesos periapicales o senos maxilares, entre otros.
  • Las reabsorciones radiculares, producidas por infecciones o traumatismos.
  • Las alteraciones congénitas o adquiridas en las estructuras maxilares.
  • Las variaciones en los senos paranasales.
  • Los problemas de la articulación temporomandibular (ATM).

Como ves, aunque el nombre pueda asustar al principio, recurrir a una ortopantomografía puede ayudarnos enormemente a conocer tu boca en profundidad y saber cuál es el mejor tratamiento a seguir.

Las principales ventajas de la Ortopantomografía

Además de las distintas dolencias por las que es importante hacerse una radiografía bucodental, hay otras ventajas que debemos conocer:

  • Suministra una visión amplia de la estructura ósea y de los huesos faciales.
  • Ofrece una exploración completa donde se detallan las articulaciones temporomandibulares y los senos maxilares.
  • Permite la evaluación de los dientes tanto temporales como permanentes.
  • Visualiza quistes, tumores, granulomas, torus mandibulares y palatinos, tratamientos de conductos, enfermedades periodontales y lesiones óseas.
  • Sirve como documentación general para la planificación del tratamiento y su control.
  • Muestra dientes, inclinaciones axiales, periodos de maduración y tejidos adyacentes.
  • Evalúa la angulación y paralelismo radicular.
  • Mide las diferencias entre el lado derecho e izquierdo (altura mandibular, condilar y total).
  • Ofrece la opción de comparar entre ambos lados.

Ahora que conocemos las numerosas ventajas de esta radiografía, veamos en qué momento es más conveniente llevarla a cabo.

¿Cuándo se realiza una ortopantomografía?

Se recomienda realizar una ortopantomografía antes y después de una cirugía dental y cada revisión anual al odontólogo, puesto que es de gran utilidad para llevar a cabo tratamientos seguros y predecibles y optimizar el diagnóstico en la clínica dental. De esta forma se pueden visualizar los cambios para prevenir cualquier patología, evitando así un daño mayor.

¿Por qué se realiza una radiografía OPG?

Como ya hemos visto, la ortopantomografía es una técnica muy habitual que ayuda al odontólogo a visualizar todos los dientes del paciente, su cantidad, posición y evolución, incluyendo esos dientes que todavía no han terminado de salir. Los resultados de dicha radiografía se emplean tanto en cirugía bucal como implantología, ortodoncia y periodoncia.

También se sugiere como examen complementario para realizar tratamientos de ortodoncia, en el cual se evalúa la oclusión del paciente, los diferentes tipos de posibles patologías y se observan las articulaciones temporomandibulares (condulo y ángulo de la mandíbula), los incisivos, caninos y los premolares, las reabsorciones radiculares y los tejidos dentales, entre otros muchos elementos que componen nuestra dentadura.

La finalidad es poder analizar y evaluar la mandíbula o cualquier cirugía bucodental que haya sufrido el paciente, para así obtener una perspectiva general de la salud dental de cada persona.

Ortopantomografía en nuestros niños

En los niños la ortopantomografía es de vital importancia porque mediante estas radiografías se pueden visualizar los dientes temporales, pendientes de erupcionar o retenidos y los gérmenes temporales o permanentes, los cuales si no se detallan a tiempo pueden ocasionar daños futuros en la salud dental del niño. Por ello, las imágenes que se obtienen por medio de esta prueba ayudan a comprender, diagnosticar y evaluar los dientes de los más pequeños.

Esta radiografía también es utilizada para dar comienzo a una ortodoncia infantil, siempre y cuando el niño haya completado su dentición temporal (sus 20 piezas temporales). Este tipo de tratamiento se aplica cuando se visualiza alguna patología o anomalía, ya sea deglución atípica, subsunción digital, mordida profunda o mordida tope a tope.

En algunas oportunidades es conveniente empezar con la ortodoncia infantil cuando el niño tiene 8 piezas dentales permanentes, las cuales serían; los incisivos superiores e inferiores y los cuatros molares permanentes; estos últimos no se mudan, sino que simplemente se erupcionan a los 6 años.

Ortopantomografía en mujeres embarazadas

Las mujeres embarazadas deben tener una comunicación constante con su odontólogo debido a que estas radiaciones pueden afectar la salud del bebe. Es muy importante que indiquen exactamente su proceso de gestación para evitar complicaciones a futuro.

En este caso especial, se lleva a cabo un diagnóstico mediante una evaluación no radiológica. Sin embargo, si no se tiene otra opción, se recurrirá a la radiografía llevando a cabo una serie de precauciones.

Las radiaciones durante una ortopantomografía contienen una dosis baja, sin embargo, en un embarazo las posibles consecuencias varían según la exposición y la dosis recibida. De igual manera, se considera que el periodo de mayor peligro se produce entre la tercera y la octava semana de gestación.

No obstante, todo dependerá de lo que te indique el odontólogo, teniendo en cuenta que los beneficios obtenidos sean superiores a los riesgos.

Procedimiento para la ortopantomografía

Este estudio radiográfico es muy cómodo y sencillo para el paciente y sigue el mismo proceso que una radiografía común, por lo que se le exige al paciente que se quite cualquier tipo de joyas, gafas u otros objetos metálicos, con el fin de que estos no provoquen interferencias en las imágenes y el proceso se lleve a cabo de manera eficaz y segura.

A continuación, algunas recomendaciones que pueden serte útil cuando tengas que hacerte una ortopantomografía:

  • Lo principal es que debes mantener la cabeza estática paralela al plano oclusal del suelo o en la posición que te indique tu odontólogo, para que las imágenes resultantes sean de calidad y aporten información veraz. La mayoría de las veces se realiza de pie o sentado frente al aparato.
  • Debes morder una pequeña pieza. Esto es para permitir mantener las dos arcadas de la boca separadas. Con el objetivo de determinar y registrar la posición y el tipo de mordida.
  • Tendrás la mandíbula apoyada en un soporte y tus manos sujetarán dos asas, que evitarán posibles movimientos indeseados.
  • Después de lo anteriormente mencionado, el aparato comenzará a girar alrededor de tu cabeza, dando como resultado una panorámica completa de tu estructura oral.
  • En algunas ocasiones se sugiere colocarse un chaleco de plomo.
  • En la pantalla se podrán visualizar las imágenes en tiempo real.
  • Este proceso, por norma general, dura de 12 a 20 segundos.

Como ves, es un proceso sencillo que no ocasiona ninguna dolencia ni malestar, pensado única y exclusivamente para conocer mejor tu boca y poder ofrecerte el mejor tratamiento.

Contacta con la clínica dental más profesional

En Clínica Dental Maiquez solemos realizar estas pruebas diagnósticas a todos nuestros pacientes de forma periódica. Gracias a esto, nos podemos anticipar a todo tipo de problemas bucodentales, diseñando tratamientos dentales de calidad y precisos.

Además, si nos llamas ahora, nuestros doctores especializados realizarán un diagnóstico completo con ortopantomografía y limpieza dental incluida en tu primera revisión ¡totalmente gratis!

Leave a Reply