¿Por casualidad tienes un pequeño pero doloroso punto en el labio? Pues puede que se trate de un mucocele, lo que vendría siendo nada más y nada menos que una acumulación de líquido salival. Puede que se vea desagradable o escandaloso a simple vista, pero no te asustes, no es gran cosa, porque no es doloroso y simplemente debes seguir algunas recomendaciones para que desaparezca por completo.

¿Qué es el mucocele y dónde se encuentran?

El mucocele, quiste mucoso oral o ampolla como en algunos casos lo nombran, se trata de una herida que se presenta en el interior de la boca y sucede por la acumulación excesiva de la mucosa. Esto ocasiona un pequeño bulto de color transparente o morado, que aparentemente es indoloro, a menos que este acompañado de alguna herida o que tengas que hablar o comer. Su tamaño varía de milímetros a 2 o 3 centímetros aproximadamente de diámetro.

Normalmente los mucoceles no son contagiosos y aparecen en los labios, en la cara interna de la mejilla o en la lengua y termina desapareciendo de manera espontánea. Sin embargo, en algunos casos al volverse crónico, lo más recomendable es tratar con cirugía, donde el odontólogo se encargará de quitar el quiste y la glándula salival afectada.

¿Cuáles son los posibles síntomas?

  • Básicamente no causan ningún tipo de dolor, sin embargo, resultan molestos al momento de hablar, comer e inconscientemente la persona recordará su molestia cuando mueva la boca. Además, contiene sialomucina, un líquido transparente.
  • A menudo surgen como un bulto y poseen un aspecto claro, azulado o incluso rosado.
  • Su tamaño puede variar varios centímetros de diámetro.
  • Algunas veces suelen explotar solos, pero pueden brotar de nuevo.

¿Cuáles son las causas del mucocele?

Algunas veces el mucocele se produce debido a un golpe y otras veces, simplemente porque te has mordido el labio o la mejilla accidentalmente mientras conversas o comes. Esto causa la rotura de un vaso sanguíneo importante y produce gran pérdida salival, beneficiando la acumulación excesiva de la mucosa lo que hace que brote un bulto. Donde las localizaciones más comunes son:

  • Área interior del labio superior o inferior.
  • Interior de las mejillas.
  • Área inferior de la lengua.
  • El piso de la boca.
  • Morder o chuparse los labios.
  • Golpes en la cara, especialmente en las mejillas.
  • Antecedentes de otras enfermedades que afectan las mucosas como el Síndrome de Sjögren o Sarcoidosis.

Además de lo anteriormente mencionado, el mucocele también puede brotar en los más pequeños a causa de algunos golpes derivados del nacimiento, no obstante, ocasionalmente requieren de tratamiento.

¿Cuáles son los tipos de mucocele?

La existencia de los mucoceles se puede dividir en dos tipos:

  • Por extravasación: básicamente afecta a niños y adolescentes, es el tipo de mucocele más usual, debido a que, son producidos por mordiscos, perforaciones, brackets, malos hábitos dentales. No se toma a modo de quiste como tal porque se encuentra tapado por un tejido de granulación.
  • Por retención: se conoce como una retención mucosa y este se encuentra envuelto por epitelio. Principalmente le suelen salir a las personas mayores de 40 años, este tipo es el menos usual. Más que todo su desarrollo está relacionado con el aspecto de un litio o una piedra generada por las impurezas que se hallan en el líquido salival que daña y rompe los conductos.
  • Superficial: este tipo crea vesículas que suelen explotar formando ulceraciones y es raramente frecuente, su ubicación exacta es en el paladar y en la parte inferior de la boca. Normalmente las mismas veces que surgen suelen sanar, pero en otros casos suelen repetir el sitio de aparición.

Tratamiento del mucocele

El mucocele tiene cura, sin embargo, en algunos casos simplemente desaparecen a los pocos días y sin necesidad de tratamiento. En casos contrarios el odontólogo deberá suministrar una pequeña cirugía oral donde el paciente deberá someterse a una intervención quirúrgica, esto es para retirar la glándula salival afectada y reducir la hinchazón.

Este tipo de cirugía realmente es muy sencilla y simple, por lo general no requiere hospitalización, obteniendo como resultado que el paciente puede retornar a hogar posteriormente de haberse realizado la operación e incluso retomando su trabajo 1 o 2 días después de la cirugía.

Cabe destacar que el mucocele vuelve a brotar, por lo que será necesario la aplicación de una segunda cirugía.

¿Dónde se localiza el mucocele?

El mucocele puede surgir en diversas áreas de la boca, sin embargo, es más probable que aparezca en la parte interna del labio, debido a que, esas partes son las que normalmente se reproducen a causa de los traumatismos locales y formando una masa molesta en el labio.

Otros lugares donde suelen aparecer pueden ser; lengua, paladar, piso de la boca, entre otros lugares. De igual forma pueden aparecer cerca de algunas perforaciones bucales u orales, las que se ocasionan por el uso excesivo de los piercings o algunas heridas producidas por el uso de brackets.

¿A quién afecta el mucocele?

Los mucoceles pueden afectar a cualquier persona: adultos, jóvenes o niños.  Por lo general, tampoco tienen distinción  por sexo, edad o raza. La mayoría de los casos suceden cuando la persona se muestra cerca a los 20 años de edad y en otros casos entre los 11 y 12 años. A los bebés se le suelen brotar por una mala higiene bucal, ya sea por el contacto de sus manos con el exterior o simplemente por la fascinación de llevarse los dedos a la boca.

¿Cómo se diagnostica el mucocele?

El diagnóstico lo realiza el odontólogo después de una consulta bucodental y dependiendo de los diagnósticos clínicos de la lesión. Normalmente el motivo de consulta más utilizado ha sido por la presencia del mucocele, pero cabe destacar que también importa si la lesión surgió tras una mordedura o golpe. Del mismo modo, si ese bulto tiende a explotar y si con el transcurso de los días retorna o si produce algún tipo de dolor.

El resultado de la disección ratifica el análisis médico. Sin embargo, previamente a esto, el odontólogo deberá estar pendiente también de otros análisis, como son:

  • Hemangioma: esto ocurre cuando los mucoceles cambian su color a un tono violáceo.
  • Fibromas: sucede cuando dejan de tener esa área translúcida volviéndose profundos.
  • Lipoma: se distinguen por su coloración amarillenta.
  • Épulis: salen por el roce que ocasiona las prótesis dentales muy apretadas. Normalmente brotan en las encías.
  • Carcinoma Adenoquístico: suelen surgir a las personas que tienen entre 50 a 60 años, sus síntomas son más elevados ocasionando temperatura, molestia y linfadenopatías.
  • Carcinoma Mucoepidermoide: suelen aparecer entre los 30 y 40 años, su evolución es rápida causando dolor y linfadenopatías.

Qué puedes hacer tu para aliviar el mucocele

  • Gárgaras con agua y sal: simplemente lo que harás es unir agua tibia y sal y empezar a hacer gárgaras con ella.
  • Aplicación de hielo: te colocarás en la zona afectada un cubito de hielo, ya que esto proporciona gran alivio para el dolor y la inflamación.
  • Aceite de ricino o aceite de onagra: se usa por sus propiedades antiinflamatorias y también sirve para hidratar la zona y evitar la sequedad de la misma.
  • Colutorios con salvia: sirve como acción antiséptica y antiinflamatoria.
  • Aloe vera: esta planta regenera, repara y cicatriza los tejidos dañados, que se encuentran contenidos en la cavidad bucal.

¿Se puede eliminar el mucocele con cirugía?

Pues sí, pero este procedimiento solo se aplica cuando el mucocele lleva varias semanas y su evolución parece ser más desagradable de lo normal. Estos procedimientos quirúrgicos suelen ser utilizados para eliminar estas lesiones y las operaciones suelen realizarse con láser. La intervención se basa simplemente en la eliminación de la glándula salival responsable del mucocele.

Cuidados postoperatorios mucocele

Posiblemente tu odontólogo tras realizar la intervención quirúrgica te recomendaría usar analgésicos tipo ibuprofeno de 200 mg cada 8 horas, antibióticos como la dicloxacilina, seguido de una dieta estrictamente blanda y fría, pero sobre todo dejando de consumir suministros que te causen irritaciones.

Es imprescindible tener una buena higiene bucal complementada con colutorios que contengan clorhexidina durante unos días aproximadamente.

¿Cómo diferenciar los tipos de mucocele?

Se pueden distinguir de una manera muy sencilla, dividiéndose por sus propiedades y sus dos tipos, de tal forma que puedes relacionar ambos casos y de esta manera logres orientarte, como se muestra a continuación:

PROPIEDADESFRECUENCIAEDADLOCALIZACIÓNFACTOR
Mucocele de extravasación80%10 a 30 años80% Labio inferiorTraumatismo
Mucocele de retenciónPoco frecuente50 años en adelante20% Labio inferiorObstrucción del conducto glandular

No te preocupes, la inflamación de estos pequeños bultos son normales y esto deberá ir disminuyendo con el transcurso de los días. Recuerda siempre tener una buena higiene bucal y seguir las indicaciones de nuestros especialistas.

En Clínica Dental en Madrid Maiquez podemos ayudarte a responder todas esas inquietudes que tengas acerca de los mucoceles. Una de las preguntas más realizadas por nuestros pacientes es saber el tiempo en el que suelen desaparecer esos molestos bultos y la respuesta es sencilla, en la mayoría de estos casos, los pequeños invasores desaparecen por sí solos a más tardar en una semana, pero en la mayoría de los casos puede tardar  de 3 a 6 semanas cuando mucho. ¡No dejes de acudir a nuestra clínica para una revisión!

Leave a Reply