La aparición de granos en la lengua es una condición bastante común en muchas personas. Dicha alteración es conocida en el ámbito médico-odontológico como papilitis lingual y en ocasiones puede confundirse con llagas bucales, puesto que sus lesiones son bastante similares. Sin embargo, a través de la observación clínica llevada a cabo por un profesional pueden diferenciarse fácilmente. 

La presencia de dichas protuberancias en la lengua suele resultar sumamente molesta, llegando a causar dolor intenso, ardor, picazón y sensación de hormigueo en la zona. Sin embargo, hay ocasiones en las que aparte de la proliferación de los pequeños bultos no existen otros síntomas que afecten el bienestar de las personas que padecen este tipo de afección. Por lo general, se considera que estas lesiones no comprometen la salud bucal del paciente a mediano o largo plazo.

Así mismo, es necesario destacar que la papilitis no es una enfermedad en sí misma, sino una manifestación de una alteración subyacente. En este sentido, actúa como una especie de síntoma o signo que da cuenta sobre la existencia de algunas patologías preexistentes, las cuales podrían ser muy leves y fácilmente resolubles o incluso muy severas y complejas.

Debido a lo anterior, es necesario reconocer cual es la condición que está generando las inflamaciones sobre la lengua para garantizar el tratamiento adecuado. En paralelo, se pueden llevar a cabo un conjunto de medidas higiénicas como hacer enjuagues bucales en casa o aplicar medicamentos, para eliminar rápidamente los pequeños bultos o protuberancias.

Si deseas saber más sobre la papilitis lingual, sus causas e implicaciones, te invitamos a seguir leyendo.

¿Qué son las protuberancias en la lengua?

Tal vez hayas notado que la palabra papilitis guarda similitud con la palabra papila, y estás en lo correcto, ya que dicha alteración se produce sobre las papilas gustativas que se distribuyen en toda la extensión de la lengua. 

No obstante, las estructuras que suelen inflamarse y generar molestias en el contexto de esta afección son aquellas que cuentan con formas similares a hongos, también denominadas papilas fungiformes. Estas se encargan de percibir los sabores amargos, así como de identificar las texturas y temperaturas de alimentos y bebidas. En total podemos contar con una cantidad de 200 a 400 de este tipo de papilas y que se disponen a ambos lados de la lengua y cerca de la punta de ella.

La inflamación de estas papilas puede afectar a cerca del 50 % de la población mundial, en algún momento de sus vidas. No obstante, suele ser más común y molesta en mujeres, pues se ha comprobado que ellas cuentan con un mayor número de papilas fungiformes que los hombres. En tal sentido, se ha identificado que la papilitis es más frecuente en mujeres jóvenes, pero puede afectar a cualquier persona independientemente de su sexo o edad.

Tipos de papilitis linguales

La papilitis lingual puede presentar una gran variedad de manifestaciones clínicas y síntomas que van desde la consabida inflamación de las papilas gustativas hasta cuadros de fiebre. En consecuencia, se han establecido varias clasificaciones para esta condición, tomando en consideración los síntomas asociados:

Papilitis lingual clásica:

Es la forma más común y recurrente de papilitis. La misma se desarrolla a través de la presencia de una sola protuberancia blanquecina o rojiza que suele afectar principalmente a la punta de la lengua. 

En ocasiones resulta difícil reconocer la causa que puede haber generado la inflamación papilar o incluso podría asegurarse que no existe ningún tipo de patología asociada. Esta afección suele remitir muy rápidamente, estimándose que desaparecerá por completo en 1 o 2 días, pero puede reaparecer tras varias semanas o meses.

Papilitis lingual eruptiva:

Cuando esta variante se presenta suele acompañarse de algunos síntomas característicos, entre los que encontramos la presencia de fiebre e inflamación de los ganglios linfáticos. Por lo general, este tipo de afección suele ser precedida por un aumento sustancial de la salivación.

La modalidad eruptiva suele ser la que genera más molestias y tarda una mayor cantidad de tiempo en remitir. En tal sentido, se ha asegurado que tras una o dos semanas puede desaparecer la inflamación de las papilas, pero se han documentado casos en los que esta alteración se ha prolongado por dos meses,  pero no es algo que sea muy frecuente.

Papilitis lingual papuloqueratótica:

Esta modalidad se caracteriza por ser completamente indolora y por contemplar la existencia de varias protuberancias blanquecinas que se distribuyen sobre la superficie de la lengua. A pesar de que suele curarse rápidamente puede volver a aparecer tras un corto período de tiempo.

¿Cuáles son las causas de los granos en la lengua?

Resulta importante reconocer las causas que pueden encontrarse tras la aparición de papilitis lingual, de cara a determinar cuál es el tratamiento más adecuado. Algunas de ellas pueden ser transitorias, por lo que pueden resolverse sin necesidad de llevar a cabo ningún tipo de intervención, pero otras pueden requerir introducir cambios en el estilo de vida del paciente y unas últimas pueden ameritar la aplicación de medidas terapéuticas específicas.

Causas relacionadas con hábitos alimentarios:

Es muy común que el consumo de determinados alimentos cause la inflamación de las papilas gustativas. Entre ellos, tenemos que las sustancias muy ácidas, picantes, grasas y/o azucaradas que causan estas molestas consecuencias. Al moderar o suspender su ingesta deberían desaparecer los síntomas.

Sin embargo, en algunos casos el abultamiento de dichas estructuras linguales puede deberse a una reacción alérgica generada por el consumo de alimentos específicos. En estos casos, deberá identificarse cuál es el desencadenante para evitar su consumo.

En tercer lugar, se ha identificado que la deficiencia de algunas vitaminas y minerales puede generar el mismo efecto no deseado sobre la forma de nuestras lenguas. Cuando esta es la causa, deberán introducirse cambios en la dieta o garantizar el consumo necesario de los nutrientes requeridos a través de suplementos alimentarios.

Traumatismos linguales:

En ocasiones, algunos golpes o presiones excesivas que recaen sobre la lengua pueden ser los motivos que promueven la aparición de granos linguales. Principalmente esto ocurre cuando mordemos por accidente nuestras lenguas.

Tras haber sufrido alguno de estos traumatismos se evidenciará la inflamación de las papilas, lo que puede llegar a extenderse por unos pocos días y después desaparecer sin dejar ningún tipo de evidencia.

Consumo de tabaco y alcohol:

Tanto el alcohol como el tabaco son sustancias que pueden producir la irritación de los tejidos blandos de la boca, incluyendo la lengua y sus papilas. Como resulta previsible, al suspender la ingesta de dichas sustancias debería remitir la inflamación y mejorar las condiciones generales de tu salud bucodental.

Infecciones:

Nuestras cavidades bucales pueden verse afectadas por la presencia de infecciones causadas por virus, bacterias y otros microorganismos. Esto es muy común, ya que nuestras bocas están expuestas al contacto con el medio ambiente. Cuando estas alteraciones irritan la superficie de la lengua, pueden inflamarse y causar enrojecimientos. 

El curso de acción más adecuado ante esta situación involucra determinar el origen de la infección y seguir un tratamiento con fármacos para eliminar los patógenos involucrados.

Cáncer:

Con menor frecuencia la aparición de protuberancias en la lengua puede deberse a la presencia de tumores cancerígenos. Estos suelen ser indoloros y duros, y aparecen predominantemente en los costados de la lengua.

Este tipo de cáncer debe tratarse antes de que logre expandirse, para mejorar las perspectivas de recuperación. Entre las medidas terapéuticas más utilizadas para hacer frente a esta enfermedad se encuentran la extirpación quirúrgica del tumor y la aplicación de radioterapias y quimioterapias, entre otros.

Ponemos a tu disposición nuestra experiencia en el cuidado de la salud

En la Clínica Maiquez estamos esperándote para que disfrutes de todos los beneficios que te otorgan nuestros tratamientos, desde el punto de vista estético y de la salud oral. Nuestra dilatada experiencia y los resultados que han obtenido nuestros clientes, nos ha permitido posicionarnos como una clínica de referencia en el sector odontológico.

¿Estás preparado para disfrutar de la mejor versión de tu sonrisa? ¡Contáctanos!

Leave a Reply