¿Te has preguntado qué funciones hace la saliva en tu boca? Te sorprenderás de las múltiples funciones que tiene la saliva para mantener sana nuestra cavidad bucal.

En este artículo te ayudaremos a comprender qué es la saliva, cuáles son sus componentes y qué funciones cumple en nuestro organismo.

¡Vamos a comenzar!

¿Qué es la saliva?

Antes de hablar en profundidad de las funciones de la saliva te explicaremos qué es y la importancia que tiene para la salud. La saliva es una secreción líquida, incolora y transparente que es producida por  las glándulas salivales.

La saliva se produce en tus glándulas salivales mayores y menores y es segregada hacia la boca por aberturas conocidas como ductos.

Estas glándulas se extienden por todas las zonas de la boca, excepto en la encía y la zona anterior del paladar.

La saliva cumple un papel importante para mantener la salud bucal. Desde proteger tus dientes y ayudar a la limpieza de tu boca, hasta el proceso de digestión. Es uno de los mecanismos de defensa más importante con que cuenta tu cuerpo.

Funciones de la saliva

La saliva cumple múltiples funciones que contribuyen con el correcto funcionamiento del organismo. Estas son las más importantes:

1.   Lubrica y protege la mucosa, la cavidad bucal y dentadura

La saliva mantiene húmeda la mucosa, la cavidad bucal y los dientes. Esta lubricación facilita la masticación  y la deglución de los alimentos. Además de ello, ayuda al proceso de fonación al facilitar la articulación de las palabras.

2.   Contrarresta el ph de la boca

La saliva tiene la capacidad de neutralizar los ácidos que se producen al ingerir alimentos. Esto evita la desmineralización del esmalte dental y protege los dientes contra las caries y otras enfermedades orales.

3.   Mantiene el equilibrio de la microflora oral

La saliva  ofrece una protección antimicrobiana al mantener el equilibrio de las diversas especies de microorganismo que están en nuestra boca. Combate  las bacterias impidiendo que se fijen y proliferen en la cavidad bucal.

Actúa contra agentes patógenos formando una barrera protectora muy oportuna para tu  salud bucal.

4.   Efecto cicatrizante

Ayuda a la reparación de tejidos por tener un factor de crecimiento epidérmico que favorece el proceso de curación de las lesiones bucales.

5.   Facilita la función digestiva

Es una de las funciones más importante de la saliva. Por efectos de las enzimas como la ptialina ayuda a la formación del bolo alimenticio. También hace que se facilite la correcta deglución.

6.   Permite optimizar el sabor de las comidas

La saliva hace que las partículas responsables del sabor estimulen las papilas gustativas lo que permite reconocer los diferentes sabores.

Cuando disminuye la secreción salival es menor la sensibilidad gustativa. Esto sucede en personas de edad avanzada por ciertos medicamentos o por alguna enfermedad.

7.   Permite el diagnóstico de enfermedades

Con el análisis de la saliva se puede diagnosticar enfermedades o la predisposición de padecerla. Es un método muy moderno que podría servir para detectar el cáncer, la diabetes, trastornos neurológicos y enfermedades inmunes.

Es muy útil para los dentistas, puesto que puede ayudar a saber cuál es el riesgo de caries o de enfermedad periodontal de una persona.

En el ámbito de la salud general se emplea para identificar enfermedades como la fibrosis quística, la celiaca y algunos marcadores tumorales. También se usa como test genético y para medir los niveles de la hormona del estrés.

¿Qué otros aspectos son importantes conocer  de la saliva?

La saliva es uno de los fluidos corporales con más funciones dentro del organismo, siendo parte vital de nuestra existencia. Por ello te mostraremos otros aspectos primordiales relacionados con la saliva en tu boca y sistema digestivo:

–       Componentes de la saliva

Está compuesta por agua en un 99% y el 1% restante de diversos componentes orgánicos e inorgánicos.

Entre los componentes orgánicos se encuentran las proteínas, las enzimas, las glucoproteínas y las inmunoglobulinas. Por su parte, los componentes inorgánicos son el bicarbonato y el fosfato.

–       Patologías relacionadas con la saliva

La saliva puede presentar diferentes patologías que alteran su correcto desempeño. Veamos cuáles:

Sensación de boca seca o xerostomía

Esta enfermedad se presenta cuando disminuye la cantidad de saliva, lo que afecta la calidad de vida de la persona así como su salud bucal.

Los principales síntomas son:

  • Sensación de boca seca.
  • Sed frecuente.
  • Dificultad para tragar y comer alimentos secos.
  • Dolor e irritación de las mucosas.
  • Sensación de quemazón en la lengua.
  • Puede producir caries dentales y candidiasis bucal.

Existen una serie de causas que reducen la secreción salival, entre ellas tenemos:

  • Algunos medicamentos producen sequedad bucal, como los anticolinérgicos, antihipertensivos, los ansiolíticos, quimioterápicos y los antidepresivos.
  • Las enfermedades sistémicas, como por ejemplo la diabetes pueden disminuir la cantidad de saliva.
  • El fumar, beber alcohol o no tener una dieta equilibrada conlleva a padecer de xerostomía.
  • Los tratamientos contra el cáncer como radioterapia o quimioterapia afectan la producción de saliva.
  • La xerostomía también se presenta cuando hay ansiedad o estrés. En cuanto se pasa el cuadro de estrés se vuelve a la normalidad

Salivación excesiva o sialorrea

En esta patología se produce una mayor secreción salival en la boca. La persona que lo sufre no tiene la capacidad de retener la saliva en la boca.

Los síntomas más habituales de la sialorrea son los siguientes:

  • El individuo presenta descamación en los labios.
  • La acumulación de saliva le da a la persona mala presencia, con un aspecto y olor desagradable (halitosis).
  • Aparecen las boqueras, que son pequeñas lesiones que aparecen en las comisuras de los labios.
  • Alteración del habla.

 

Qué causa la salivación excesiva:

  • El uso de algunos medicamentos relacionados con los tratamientos psiquiátricos.
  • Enfermedades neurológicas como la parálisis celebrar, Párkinson, esclerosis lateral amiotrófica, parálisis del nervio facial y síndrome de Riley-Day. Además de secuelas de un infarto cerebral.

¿Cómo se diagnostican los problemas en la saliva?

Si presentas cualquiera de los síntomas de xerostomía o sialorrea debes acudir a un especialista en odontología. Es el más indicado para diagnosticar si las padeces.

El especialista te hará una serie de preguntas para tu historia clínica, que permitirán orientar el grado de afectación de la enfermedad. Algunas de ellas pueden ser:

¿Qué cantidad y con qué frecuencia tomas agua al día?

¿Tienes alguna dificultad para tragar?

¿Estás tomando algunos medicamentos? ¿Cuáles son?

¿Para lubricar la boca bebes sorbo de agua frecuentemente?

¿Tienes la boca seca al momento de las comidas?

¿Sientes que tienes menos saliva que antes?

¿Padeces de alguna enfermedad neurológica?

El siguiente paso es hacer una inspección clínica de la cavidad bucal. En ella se podrá evaluar la boca y ver si presenta caries múltiple, signos inflamatorios de la encía, si el dorso de la lengua presenta fisura, atrofias de las papilas entre otros síntomas.

Si el especialista observa cualquiera de estos signos, se procede a realizar diversas pruebas de laboratorio para diagnosticar un trastorno salival.

Si se sospecha que el dolor y la inflamación son por obstrucción de las glándulas, se puede hacer una radiografía o una ecografía. Con esto se determina dónde está la obstrucción y que podría estar causándola. Si el especialista encontrase una masa, se sugiere realizar una tomografía computarizada o una resonancia magnética para ver mejor la lesión.

Además, si es necesario, se puede hacer una biopsia por aspiración utilizando una aguja fina, lo que permitirá investigar más a fondo.  Con la biopsia de las glándulas salivales se puede identificar ciertas enfermedades como fibrosis quísticas, sialoadenitis y síndrome de Sjögren.

Ahora que conoces las funciones de la saliva en la boca puedes identificar los síntomas que afectan tu salud dental.

Si sientes cualquier síntoma mencionado, no dudes en consultarnos y visitar nuestra clínica dental.

¡Te invitamos a que sigas leyendo los demás artículos con temas interesantes para ti y tu cuidado bucal dental!

Leave a Reply