Si te has preguntado por qué tienes las encías inflamadas, cuál es la causa y cuál es el tratamiento, ¡estás en el lugar indicado! Aquí te enseñaremos como eliminar la inflación de tus encías, que tantas molestias causan.

Son muchas las posibles causas que pueden originar inflamación en las encías. Lo importante es detectar a tiempo el problema y aplicar los tratamientos necesarios para solucionar la dolencia.

A continuación, aclararemos todas tus dudas y te daremos una guía para que soluciones tu problema de encías inflamadas. ¿Estás listo? ¡Sigue leyendo!

¿Cómo saber si tus encías están sanas o no?

Es probable que no sepas con exactitud el estado de salud de tus encías. Si quieres saber si tus encías están sanas o no, coge un espejo y observa lo siguiente:

  • Su color y tamaño deben estar firmes y de color rosa si están sanas.
  • Las encías inflamadas son rojas y están abultadas y, a causa de lo inflamadas que están, se observan de un color intenso y brillante. Aparte sentirás molestias al tocarla.
  • Cuando usas tu cepillo dental o tu hilo dental tus encías sangran. No necesariamente debe ser un sangrado excesivo, solo con que sea unas pocas gotas es señal de que allí hay inflamación.
  • Si tienes sarro o placa bacteriana y cálculos, tus encías no están sanas.
  • Si sufres de halitosis o mal aliento, padeces de alguna inflamación en las encías.

Si tienes algunos de estos síntomas no dudes en acudir a tu odontólogo, ya que estás sufriendo de gingivitis. En la mayoría de los casos es por falta de una buena higiene bucal. En ese sentido, debes crear hábitos saludables que te permitan tener encías sanas y sin síntomas molestos.

¿Por qué se producen las encías inflamadas?

Tu estilo de vida, tu edad, y tus condiciones de salud bucal son determinantes para mantener una buena salud en las encías. Te mostramos las causas más frecuentes de la inflamación o dolor en las encías:

– Por acumulación de placa bacteriana:

Esta es la causa más frecuente para que aparezca la inflamación de encías. La placa bacteriana que se acumula sobre los dientes de manera excesiva y desproporcionada. No solo se acumula como placa blanda, sino que puede llegar a calcificarse.

Cuando la placa se calcifica es rugosa y acumula más placa y cada vez crece más, produciendo inflamación por la cantidad de bacterias. Estas bacterias empiezan a migrar por dentro de la encía llegando hasta el hueso dañando varios tejidos.

– Por acumulación de comida:

Esto ocurre cuando no nos cepillamos después de cada comida. Esto produce que muchos restos orgánicos se acumulen entre los dientes y las encías. Es así cómo se produce una inflamación en las encías de manera paulatina y prolongada en el tiempo.

– Por deficiencias nutricionales:

Por deficiencia de vitaminas y mala alimentación también se puede producir enfermedades en las encías. Si existe una mala alimentación y una baja proporción de vitamina C, vitamina D y calcio, la estructura dental se debilita causando inflamación de encías.

– Cambios hormonales:

Los cambios hormonales en el embarazo y la menopausia pueden ocasionar inflamación de encías.

– Virus:

La aparición de virus en la boca, como por ejemplo el virus del herpes que produce inflamación en la mucosa.

Por ello es importante recurrir al odontólogo cuando la encía está inflamada, ya que nos está avisando que algo está pasando y necesitamos tratamiento para evitar que la dolencia se agrave. Eso sí, no te automediques porque puedes complicar tu cuadro clínico.

Recomendaciones para evitar la inflamación de encías

La inflamación en las encías puede ocasionar molestias importantes que terminarán por disminuir tu calidad de vida. Pensando en tu salud bucal te enseñaremos algunas recomendaciones útiles para evitar esta dolencia:

  • Revisa tu alimentación: Debes procurar seguir una alimentación sana que te genere grandes beneficios en tu salud, así como en tu dentadura y encías. Esta dieta debe ser baja en azúcar y harina refinada, que es lo que más se acumula en los dientes.
  • Hidrátate muy bien: La hidratación apropiada garantiza que tus glándulas salivales producirán suficiente saliva y mantendrán tus encías sanas.
  • Consulta a tu dentista: Debes consultar a un profesional de la salud bucal para descartar las causas que producen esta inflamación. El especialista te recomendará los análisis de laboratorio respectivos para realizar un correcto diagnóstico sobre la causa de la inflamación de encías.
  • Ten una higiene dental perfecta: No te sirve tener un cepillo dental eléctrico de la mejor marca si no sabes cómo utilizarlo para eliminar la placa bacteriana. No dudes en preguntarle a tu odontólogo sobre el uso correcto.

Tratamientos para encías inflamadas

Existen diversas opciones para tratar las encías inflamadas según el grado de complejidad del problema. Después de una evaluación periodontal, tu odontólogo determinará cuál es el mejor método a aplicar:

– Limpieza dental

La primera limpieza dental por parte del profesional de la salud bucal incluye productos que eliminan toda la placa, el sarro y las bacterias. El rascado de la superficie dental elimina el sarro y las bacterias de la superficie de los dientes y debajo de las encías.

– Restauración dental

En algunas ocasiones es necesario realizar correcciones en la dentadura para facilitar la limpieza y tratamiento de las encías. Si existen dientes desalineados es probable que tu cavidad bucal sea más propensa a la acumulación de bacterias que inflamen las encías.

– Aplicación de flúor

Uno de los métodos preventivos más utilizados por parte de los profesionales de la salud bucal es la aplicación de flúor. Este método protege a tu dentadura de nuevas acumulaciones de bacterias que dañen tus encías.

– Remedios caseros para tratar tus encías inflamadas

La visita al odontólogo es la mejor alternativa para corregir de manera efectiva cualquier problema con tus encías. Sin embargo, algunas alternativas caseras pueden funcionar efectivamente para disminuir los síntomas, como son:

  • Utiliza una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y realiza enjuagues varias veces al día.
  • Cepíllate con un poco de bicarbonato de sodio mezclado con tu pasta de dientes. Esto ayuda a minimizar los ácidos y hacer de la boca una zona mucho más neutra.
  • Usa el hilo dental con regularidad.
  • Elimina irritantes externos que puedan estar aumentando la posibilidad de tener gingivitis. Las bebidas ácidas como el zumo de limón pueden deteriorar la salud de tus encías.
  • Eliminar cualquier producto que genere daño a tu dentadura como por ejemplo el cigarrillo. El calor del cigarrillo y la falta de oxígeno van a generar también una inflamación de las encías.
  • No trates de eliminar el sarro de tu dentadura por tu cuenta. Debes ir al odontólogo a realizarse una limpieza dental.
  • Realiza una mezcla en 1 vaso de agua tibia y 2 cucharaditas de sal marina, remuévelo hasta que se disuelva. También puedes reemplazarlo por la sal de la cocina. Después enjuágate durante un minuto de 3 a 4 veces por día durante 1 semana. Esta técnica desinflama y cicatriza las encías de manera efectiva.

Hemos llegado al final de esta guía sobre encías inflamadas y sus posibles tratamientos. Ahora que conoces un poco más su causa, eficientes tratamientos y remedios caseros, pon en práctica todos los consejos para tener unas encías saludables.

Si deseas aclarar todas dudas sobre tu salud bucal, ¡visita la clínica dental Maiquez!

Leave a Reply