¿Colutorio? ¿Estás seguro de que antes no habías escuchado este nombre? Pues déjame decirte que su significado es nada más y nada menos que… Los famosos enjuagues bucales. ¡Sí, así como lo lees! Estos productos son los mismos que nos ayudan a controlar la caries dentales, disminuir la placa bacteriana, prevenir la gingivitis, reducir el sarro y un sinfín de cosas más. Sin embargo, la mayoría de las personas lo usa para mantener una buena higiene bucal.

Probablemente ahora te encuentres recordando todas aquellas veces que tus padres o algún familiar te mando usar este producto. En Clínica Dental en Madrid Maiquez te vamos a enseñar su verdadero significado y uso, para que de esta manera puedas tener toda la información necesaria y así le saques provecho.

¿Qué es un colutorio?

Los colutorios también conocidos como enjuagues bucales, son una especie de soluciones líquidas con sabor, que sirven para dar una buena higiene bucal, debido a que su objetivo es complementar la acción de la pasta dental y alcanzar esos lugares de tu boca los cuales un cepillo dental naturalmente no puede llegar. Además, contiene propiedades cicatrizantes, reguladoras del pH y antibacteriana. ¡Es como un 2 en 1! Este producto ya cuenta con  años en el mercado y en la sociedad, prácticamente más de 100 años, ya que su venta comenzó a principios del siglo XIX.

Cabe destacar que estos productos no sustituyen tu rutina diaria de cepillado ni el uso correcto del hilo dental. Se trata de un complemento a todo eso, como una especie de plus. No obstante, es recomendable usarlo después de lavarse los dientes.

 ¿Cuáles son los tipos de colutorios que existen?

Primero, es de suma importancia aclarar que existen muchas presentaciones distintas, con diferentes ingredientes y para distintas personas. Es decir, no es lo mismo el uso de un colutorio en niños o adultos, debido a que en el caso de los niños se sugiere el uso de uno sin alcohol y con poca cantidad de flúor. Aclarándose siempre que este producto nunca se debe ingerir.

Normalmente la mayoría de los colutorios son de uso personal y se pueden adquirir en la farmacia o supermercado más cercano, incluso el farmacéutico puede ayudarte sugiriendo cuál de estos productos es el que más se adecue a ti, dependiendo de las circunstancias en las que te encuentres.

El ritmo de vida cotidiana que llevamos hace que a veces se nos dificulte un poco cumplir con el cepillado dental, como nos indica el odontólogo, “tres veces al día” o “después de cada comida”, por lo que puede ser de gran utilidad en la mayoría de los casos utilizarlos.

A continuación, se muestran la clasificación de los colutorios en tres grandes e importantes grupos:

  • Colutorios bucales estéticos: su función se centra en ayudar a eliminar los restos de ingestas que normalmente quedan atrapados en lugares donde el cepillado dental e incluso el hilo dental no logran llegar.
  • Colutorios antisépticos: ayudan a reducir la placa bacteriana, gingivitis, aftas o llagas. Estos tipos de enjuagues son recomendados después de una operación bucal o cualquier inconveniente periodontal.
  • Colutorios con flúor: se basan en proteger las piezas dentales de cualquier ataque producido por la placa bacteriana.

¿Qué colutorio debo elegir?

Actualmente existen diversos tipos de colutorios y su elección dependerá de la salud bucodental de cada persona, es por eso que, dicha selección deberá ser ejecutada principalmente bajo la supervisión del odontólogo. Los más utilizados son:

  • Hexetidina: sirve para apresurar la cicatrización cuando pasemos por algún tipo de cirugía bucal. Si se usa de manera cotidiana elimina la placa bacteriana, sin embargo, es posible que te manches los dientes.
  • Clorhexidina: está indicado cuando tenemos una enfermedad periodontal, alguna infección, tipo de lesión o problemas antes de una cirugía. También es esencial para eliminar la placa bacteriana y su uso continuo puede manchar los dientes.
  • Povidona iodada: su función esencial es frenar la gingivitis y periodontitis.
  • Fenoles es una especie de antiplaca y antiinflamatoria.
  • Productos naturales: contienen productos como aloe vera o propóleos y contienen efectos antimicrobianos. Son recomendables para personas muy sensibles a los químicos, no obstante, no son tan efectivos o rápidos como los demás.
  • Aceites esenciales: su uso se basa en eliminar la placa bacteriana y la gingivitis. La mayoría poseen gran cantidad de alcohol causando sensación de quemazón.
  • Fluoruros: contiene flúor y ayuda a la prevención de caries.
  • Agentes blanqueadores: como su nombre lo indica sirve para proporcionar un semblante más blanco a nuestros dientes.

¿Qué tipo de enfermedades combaten los colutorios dentales?

  1. Halitosis: comúnmente se identifica como mal aliento, se produce por las bacterias y toxinas desprendidas por la placa dental y se puede eliminar con un correcto cepillado, uso del hilo dental y un buen enjuague bucal a modo de complemento.
  2. Gingivitis: es una de las enfermedades periodontales y su problema comienza cuando las bacterias de la placa dental se almacenan en las encías, causando hinchazón y sangrado, lo cual si no se atiende a tiempo puede provocar pérdida de parte del hueso e incluso de la pieza dental.
  3. Caries: este padecimiento es uno de los más comunes y se pueden evitar si se mantiene una correcta limpieza bucal.
  4. Aftas o llagas: son muy molestas y causan ardor con un simple roce, sin embargo, pueden evitarse usando un buen colutorio antiséptico, proporcionando mejor cicatrización.
  5. Sequedad Bucal: aunque no lo creas la saliva tiene un valor muy importante, pues, funciona como un protector de nuestros dientes y encías. Al no emitir la cantidad de saliva necesaria te puede provocar sufrir más riesgo de caries y otros problemas dentales.

¿Para qué problemas dentales es recomendable el colutorio?

  1. Tras los implantes dentales: cuando haya culminado las 24 horas tras la cirugía de implantes, es recomendable cepillar la ubicación afectada de manera suave y lenta.
  2. Para las ortodoncias: si tienes aparatos de ortodoncia es muy común que sufras de gingivitis, por lo que realizar el cepillado diario no es suficiente.
  3. Para las prótesis dentales: solo aplicar colutorio sin alcohol, su efecto hará que tus encías se fortalezcan y también ayuda con las heridas que puede generar el roces de dichas prótesis.
  4. Para preparar la cirugía periodontal: se recomienda su uso desde un par de semanas antes de la mediación.
  5. Para lesiones en la mucosa oral: su función doblan la acción antiplaca y bacteriana.

¿Cuál es la función principal del colutorio?

Su razón principal se centra en perfeccionar la función que hace el cepillado dental y el hilo dental, pero de una forma más determinada. Al ser líquidos, los colutorios facilitan el desplazamiento de dicho líquido a lugares de la boca que normalmente el cepillo o hilo dental no logran llegar.

Asimismo, actúan como antisépticos bucales al controlar y prevenir enfermedades periodontales como caries, gingivitis y las anteriormente mencionadas. Ayudando también a disminuir la sensibilidad dental o la boca seca.

Podemos incluir otras utilidades como:

  • Eliminar completamente la placa bacteriana que queda atrapada en los dientes causando los problemas o enfermedades bucales.
  • Examinar o reducir la halitosis y la formación de placa bacteriana.
  • Prevenir y controlar la caries y gingivitis.
  • Interaccionar con la saliva y proteínas de la mucosa.

¿Cuándo se debe utilizar el colutorio?

Debes aplicar este producto después de tu cepillado rutinario realizando gárgaras aproximadamente 30 segundos. Lo ideal es llenar la tapita de tu enjuague bucal y posteriormente escupir el líquido. El mismo servirá como complemento en la eliminación de esas bacterias que quedan en esos lugares que son difíciles de alcanzar por el cepillo dental.

Al usar un colutorio sin flúor no se recomienda no combinar ni enjuagar con agua porque esto haría que se pierda el efecto del producto. Además, no olvides realizar este procedimiento tres veces al día, o cada vez que te cepilles.

 ¿Es necesario que los niños usen colutorios?

Primeramente, el tipo de colutorio deberá ser escogido por tu odontólogo de confianza, porque solo él sabe qué características, composición y tiempo de aplicación será el indicado dependiendo del objetivo que se pretende alcanzar.

La mayoría de los colutorios o enjuagues bucales aplicados en niños son aquellos productos que contienen flúor, ya que este mineral fortalece los dientes, ayuda a la renovación del esmalte dental y a la prevención de caries. La incorporación de flúor caries también beneficia al esmalte, incrementando la firmeza a los ácidos formados por la ingesta de comida.

En el caso de los niños menores de 12 años no es recomendable el uso de estos productos, debido a que pueden ser nocivos para sus dientes en formación. En este caso particular tu odontólogo de confianza hará énfasis en el correcto cepillado dental posteriormente de cada comida y del correcto uso de hilo dental.

En Clínica Dental Maiquez podemos ayudarte a mejorar tu cuidado bucal e ir indicándote y guiándote paso a paso sobre cuál sería el colutorio adecuado para ti. Cabe destacar que cada persona es distinta por lo que el tipo de colutorio dependerá del tratamiento al que se quiera  ayudar.

Del mismo modo debes recordar que un buen cepillado es muy importante para tu salud bucodental, pero además, si utilizas un enjuague bucal podrás encontrar una protección extra para las encías y los dientes.

¡Pregúntanos qué colutorio es el indicado para ti!

Leave a Reply