¿Te gustaría descubrir diferentes formas de blanquear los dientes? Pues no busques más… ¡Te encuentras en el sitio adecuado! Todos nos hemos propuesto, en alguna ocasión, lucir unos dientes más blancos y relucientes. Para lograr este objetivo, la mayoría acabamos realizando procedimientos caseros que, sin el debido conocimiento, pueden acabar siendo perjudiciales para nuestra salud dental.

En Clínica Dental Maiquez podrás blanquear tus dientes de manera eficaz y segura. Para realizar el proceso, se utilizan determinados productos capaces de penetrar en el diente, aprovechando los canales naturales de su microestructura para alcanzar las zonas oscuras y eliminarlas.

¿Qué es un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético realizado por odontólogos, capaz de reducir varios tonos el color original de los dientes. Su finalidad es hacer desaparecer las manchas externas causadas por la nicotina, algunos pigmentos presentes en alimentos procesados, bebidas oscuras…

Esta técnica tiene una agrupación de peróxido de hidrógeno muy elevada, gracias a la cual se logran unos resultados más que evidentes. Una lámpara especial que emite luz ultravioleta sube la temperatura y descompone el peróxido, consiguiendo de esta forma blanquear los dientes rápidamente.

Algo que debes tener presente, es que no puedes realizarte un blanqueamiento dental si tienes algún tipo de caries o fisura en los dientes. Tampoco si posees coronas o carillas, ya que no es posible blanquear las mismas. Es frecuente desarrollar una intensa sensibilidad dental tras el tratamiento, no obstante, en unos días desaparece por completo.

Consejos para blanquear los dientes

Lo mejor para blanquear los dientes, es ensuciarlos lo mínimo. No hay remedio casero que ayude o sea seguro. Siempre tienes que hacerlo a través de un experto en estética dental. Para no ensuciar los dientes es gundamental no ingerir algunos productos como el vino o el café, y realizar una buena limpieza dental diaria.

¿Cómo consigo blanquear los dientes?

  • Blanqueadores dentales: utilizando dentífricos que contengan características blanqueadoras específicas, podrás reducir las manchas causadas por el tabaco, entre otros factores.
  • Colutorios: el uso de enjuagues bucales produce una acción antimanchas, antisarro, anticaries… haciendo que se prolongue y fortifique su efecto blanqueador en tus dientes.
  • Chicle blanqueador: elimina cualquier residuo de comida y estimula la producción de saliva, principal encargada de disminuir los ácidos que amarillean los dientes.

¿Por qué los dientes adquieren un tono amarillento?

Son diversas las causas que podrían provocar un color amarillento en la dentadura. Veamos algunos de los más frecuentes:

  1. Ingerir muchas bebidas oscuras como café, refrescos o té.
  2. El tabaco deja residuos entre los dientes y los tiñe.
  3. El paso del tiempo puede provocar que los dientes se vuelvan de un tono amarillo a causa del deterioro del esmalte.
  4. Una mala alimentación basada en alimentos con altos niveles de ácido, caramelos o determinadas frutas.
  5. Consumo excesivo de fluoruros, fundamentalmente durante la niñez.
  6. Algunos antibióticos pueden deteriorar el esmalte dental.
  7. Los factores genéticos son clave en la tonalidad de nuestros dientes.
  8. Los malos hábitos de higiene dental repercuten directamente en la salud y apariencia de los dientes.

 

Recomendaciones para blanquear los dientes

Si estás empezando a notar cómo tus dientes se vuelven amarillentos, te contamos algunos aspectos básicos a tener en cuenta. Si los integras en tu día a día, lograrás blanquear los dientes y recuperar su aspecto natural:

  1. Debes cuidar lo que comes. Lleva a cabo una dieta saludable y equilibrada, llena de nutrientes necesarios para una óptima salud. Aumenta el consumo de frutas y verduras, como la manzana y la zanahoria, y mantén una adecuada hidratación.
  2. Disminuye las comidas y bebidas que puedan manchar tus dientes, como refrescos, café y té. En general, cualquier bebida oscura o comidas que contengan colorantes muy elevados pueden perjudicarte.
  3. Opta por blanqueadores sin abusar. Estos se encuentran en las pastas dentales blanqueadoras, tiras blanqueantes o geles, entre otros.
  4. Cepillar diariamente con pastas dentales que contengan flúor y usar colutorios o enjuagues bucales. Es preferible que no contengan alcohol, ya que acabarán dañando tus dientes.
  5. Cambia tu cepillo dental con frecuencia. Hazlo regularmente, ya que sus cerdas, después de muchos usos, pierden su funcionalidad  entorpeciendo así una limpieza completa. Se recomienda cambiarlo cuando dichas cerdas se vean excesivamente apartadas entre sí o, incluso, algo abiertas.
  6. Cepíllate correctamente y a diario. Hazlo durante, al menos, tres minutos y recuerda hacerlo con una buena técnica. El procedimiento ideal es mediante movimientos circulares y laterales, colocando el cepillo a 45º de las encías e ir cepillando suavemente hasta lograr acceder a todos los lugares de tu sistema estomatognático.
  7. Limpia tu lengua. En la lengua también se alojan bacterias que provocan halitosis y otras afecciones bucales. ¡Lávatela!
  8. Usa hilo dental. Este posee fantásticos beneficios cuando se trata de eliminar los restos de comida que se alojan alrededor de tus dientes. Además, ayuda a evitar la halitosis.
  9. Evita el tabaco. El cigarrillo contiene nicotina y alquitrán, elementos que ocasionan manchas en tus dientes.
  10. Acude al odontólogo, como mínimo, unas tres veces al año y aplica una profilaxis dental para deshacerte del sarro almacenado en tus dientes.

En Clínica Dental Maiquez ofrecemos servicios especializados para blanquear tus dientes, más conocidos como blanqueamientos dentales. Estos ayudan a mejorar tanto tu esmalte como tu salud bucodental. Asimismo, te indicaremos qué tratamiento es adecuado para ti en función de tus necesidades y características personales.

Leave a Reply